jueves, 24 de septiembre de 2015

Plastilina casera - 2a parte

Bueno, la experiencia ha sido genial. Hemos aprovechado para practicar la escritura (con poco éxito, mañana repetiremos) y para medir cantidades, mezclar, amasar, mancharnos y pasarlo genial.



Julia se lo ha pasado de lo lindo chupando la harina y luego la plasti, aunque no le ha gustado mucho el sabor porque después de dos o tres veces ha dejado de hacerlo.

Emma ha hecho todo el trabajo menos echar el aceite, que como eran cucharaditas hemos preferido no manchar todo :)



Luego, una vez hecha la masa la hemos teñido con tintes alimenticios en gel que teníamos por casa. Son los del Dr. Oetker y la verdad es que tiñen muy poco. Otro día ya compraremos de los concentrados de tienda de cupcakes que con muy poquita cantidad sacan colores muy llamativos.


A pesar de la poca variedad lo hemos pasado muy bien y al final Julia le ha pillado el truco y ha estado jugueteando con los moldes como su hermana. Aunque a ella lo que más le ha gustado ha sido destruir las creaciones de su hermana y meter y sacar cosas de los botes que hemos preparado para guardarlas.




Al final, como esta masa se puede hornear hemos hecho las huellas de las manos y las hemos metido al horno. El resultado no me convence mucho porque esta masa siempre se me agrieta, se hincha o le pasa algo, pero así las dos tienen sus manitas en la plasti que han hecho. 



Igual mañana las barnizamos con barniz Manley o las pintamos o hacemos otra cosa!

Por si os animáis a hacerla los ingredientes son los que salen en el vídeo de la entrada anterior:

2 tazas de harina
1 taza de sal
4 cucharaditas de aceite
1 taza de agua

Y hornear, las he horneado a 200ºC hasta que se han empezado a hinchar y a tomar color marrón, igual el truco es sacarlas antes... Iremos probando.