viernes, 13 de noviembre de 2015

Reciclando pinturas

Hemos ido guardando todas las pinturas gastadas y ahora que ya tenemos suficientes vamos a hacer pinturas nuevas. 

Cortamos las pinturas en trocitos y las metemos en unos moldes para horno. Nosotras las hemos agrupado por colores más o menos similares.


Las metemos al horno precalentado a 135ºC más o menos y las dejamos hasta que estén fundidas. Depende de la marca funden mejor o peor, algunas, las que son peores prácticamente no funden. En la foto se aprecia esta diferencia.


Una vez que se han enfriado las desmoldamos y ya tenemos nuestras nuevas pinturas listas para usar o regalar.


Nosotras se las hemos regalado a la pequeña Julia para que experimente con colores y como véis, le han encantado.